Valle de Tobalina Nº 58 NAVE H 28021 Madrid
91 687 95 54
tienda@jetcomputer.net

Disco duro SSD o HDD: ¿con cuál te quedas?

Artículos y Noticias informáticas 【2020】

disco duro ssdTiempo de lectura: 2 minutos

El disco duro SSD convive con otras tecnologías que parecen ser similares. Es por eso que no siempre podemos estar seguros de nuestra elección ¿o sí? Veremos qué detalles te interesan antes de escoger para no equivocarte.

Disco duro SSD interno y sus antepasados

Desde los primeros discos duros siempre se ha buscado la forma de mejorar. Pero tanto en capacidad como en rendimiento. Poder guardar cada más datos y, encontrar la forma de acceder a ellos más rápido, es esencial.

Existen cinco tipos de discos duros; desde los PATA o IDE (1986) hasta los SSD. Algunos de ellos todavía conviven.

Por ejemplo, una CPU suele disponer de disco duro SSD (Solid State Drive) y también HDD (Hard Disk Drive).

El primero lo emplearía para el arranque y el sistema operativo, por ser más rápido. Mientras que el segundo ofrecería un espacio adicional de almacenamiento de datos.

Los ordenadores portátiles, sin embargo, suelen disponer de disco duro SSD portátil. Aunque las unidades más baratas podrían incluir un HDD para reducir costes.

Diferencia entre disco duro y SSD

Ventajas del disco duro SSD interno frente al HDD:

  • El SSD es más rápido y tiene un rendimiento muy superior.
  • Su consumo energético es menor.
  • Es silencioso.
  • Resulta mucho más compacto que otros como el HDD.
  • Es físicamente más resistente.

Entonces ¿por qué añadir un HDD también en los ordenadores de sobremesa? Porque un HDD ofrece mucho más espacio de almacenaje y es más económico. Así tendrías ambas cosas: capacidad y rendimiento.

Un HDD lleva un cabezal magnético que guarda y lee los datos almacenados. Esto hace que sea más fácil aumentar su capacidad y tamaño. Pero esa tecnología también lo hace sensible y más lento.

El disco en sí debe girar mientras el cabezal busca la información solicitada. Está en movimiento.

Por otro lado, el disco duro SSD o disco sólido no tiene que moverse. Sus memorias flash están interconectadas y el acceso a los datos es inmediato.

¿Y cómo clonar un disco duro a SSD?

Quizás tu ordenador dispone de un HDD y estés ya cansado de practicar la paciencia. En ese caso podrías comprar un disco duro sólido y clonar el tuyo. Así no perderías información ni tendrías que volver a personalizar tu equipo.

Para eso lo mejor es que te decantes por un disco duro SSD 1 Tb, por ejemplo. Ya sabes que 1 Tb o terabyte son 1024 Gb. De esta forma no tendrás problemas de espacio ni de velocidad.

Aunque un disco duro SSD 500 Gb no sería nada descabellado. Siempre que esos 500 Gb sean suficientes para el uso que tú le das a tu ordenador. Cambiar disco duro por SSD es buena idea y vas a notarlo desde el arranque.

El inconveniente es que tendrás que buscar un programa que te permita hacer esa clonación. Es la mejor forma de evitar posibles inconvenientes. Ni lo pienses, si tu ordenador te saca de quicio ¡dale otra oportunidad!

Cámbiate a un disco duro SSD y verás que es posible moverse a otro ritmo. También hay disco duro SSD externo para tener tu material siempre disponible. Todo y más aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!